halasana.jpg

Halasana – Postura del Arado Beneficios y 4 variantes

Halasana – Plough Pose – es una inversión de yoga que se puede hacer de dos maneras y tiene otras 4 variantes. ¿Conoces sus beneficios, contraindicaciones y cómo hacerlo paso a paso?

Halasana o pose de arado

Halasana es una postura de yoga que consiste en colocarte en Savasana, llevante las piernas y llévelas directamente hacia la parte superior de la cabeza y toque el Yoga para principiantes con los pies. Tiene dos versiones: el más conocido, con los brazos apuntando en la dirección opuesta a las piernas; y otro, menos famoso, con los brazos tocando los pies.

Como en Halasana el corazón está por encima de la cabeza, es un Inversión de yoga. Por cierto, uno de los más fáciles. Sirve como preparación para otra inversión, la Sarvangasana, que es la más importante y que a menudo se llama la Reina de las Inversiones.

Como es simple, es ampliamente utilizado en Yoga para principiantes.

El nombre en español Pose de arado, se debe a la traducción literal:

  • «Hala»: es la palabra sánscrita que significa «arado».
  • Asana: Como hemos visto en otras posturas de yoga, significa posición.

Las variantes de Halasana incluyen una palabra sánscrita para identificarlas:

  • Ardha: significa «mitad, mitad».
  • Padma: significa «Lotus».
  • Parsva: significa «estiramiento lateral».
  • «Prasarita»: es «extender».

Halasana paso a paso

La Halasana es una simple pose de yoga que los principiantes pueden hacer y tiene dos versiones.

A continuación veremos las variantes, ahora veremos las dos formas de hacer la postura del arado:

Halasana I

– Inicie el Halasana desde el Savasana, acostado en la Yoga para principiantes. Respire profundamente, tratando de aliviar cualquier tensión o estrés que pueda tener.

– Doblar las piernas y descansar los pies sobre la colchoneta. Aleja los brazos del tronco y apoyarlos firmemente para seguir los siguientes pasos de Halasana I.

– Levanta la cadera y entra con los pies. Esfuérzate, esta vez con fuerza (como puedes ver en el video después), y levanta las piernas.

– Tienes que poner tus piernas sobre tu torso y apoyar tus pies en la Yoga para principiantes.

– Sus soportes deben ser los brazos (extendidos), los hombros y los dedos de los pies. Estire los brazos en la dirección opuesta a las piernas..

– Vuelve a Savasana y haz varias repeticiones para acostumbrarte y tener tranquilidad a la hora de darte un impulso. Intenta aguantar unos segundos más que en la repetición anterior.

Halasana II

La otra versión de Plough Stance es muy similar. Si observa la versión I, verá que hay dos oraciones subrayadas que se refieren a la posición de los brazos. Esas son las diferencias:

– Después de estar en Savasana, dobla las piernas y coloca los pies en la Yoga para principiantes, estirar los brazos, dejando la cabeza entre ellos, con las palmas hacia arriba.

– Cuando estás en la posición final, toca los dedos de los pies con los dedos.

Beneficios de Halasana

Los principales beneficios de practicar Halasana o la postura del arado son:

  • Estiras las piernas, especialmente los isquiotibiales. El estiramiento es aún mayor en el caso de la variante Parsva Halasana.
  • Estiras tu columna vertebral, que ayuda a mejorar la postura y, junto con otras asanas, es beneficioso si desea aliviar o eliminar la escoliosis.
  • Fortaleces los brazos. Son responsables de mantener una buena parte del peso y evitar que se desvíe hacia los lados.
  • Estimula los órganos de la parte abdominal.
  • Mejora el digestión.
  • Entrenas equilibrio ya que si no lo tiene es casi imposible alcanzar la posición final y mantenerse.
  • En un grado menor fortaleces los abdominales Al entrar y salir de la postura. Si haces el Ardha Halasana los fortalecerás mucho.

Hemos destacado ciertos beneficios de la postura de arado. Complete una sesión en la que además de esto hay otras posiciones y verá en primera persona todos los beneficios del yoga para el cuerpo, mente y espíritu.

Variantes Halasana

Además de las dos versiones, I y II, el Halasana tiene variantes que también puedes practicar. para enriquecer tu práctica de yoga. Hay 4:

Ardha Halasana

Es una variante ligeramente especial porque no es una inversión de yoga. Se hace así:

– Acuéstese en la Yoga para principiantes como al comienzo de la Halasana normal. Es decir, en Savasana.

– Levante una pierna (derecha) hasta que quede vertical y permanezca así durante 4 segundos. Levante el otro (izquierda) y sostenga con ambos 4 segundos.

– Baje la pierna que levantó primero (d), dejando la otra (i) verticalmente durante también 4 segundos.

– Baje la pierna y comience de nuevo, ahora con la última. Cuando lo descargues, no toques el Yoga para principiantes, por un poco antes, mantenlo presionado durante 2 segundos y luego tendrás que subirlo. Es un muy buen ejercicio para piernas y abdominales.

En resumen: derecha elevada – ambas elevadas – izquierda elevada – ambas debajo – izquierda elevada – ambas elevadas – derecha elevada – ambas debajo.

Total: 26 segundos. Haz al menos 5 repeticiones.

Padma Halasana

En la variante Padma Halasana hacemos el Halasana normal, excepto las piernas, que se cruzan como si estuviéramos haciendo la postura de Padmasana o Lotus.

– Repita los pasos de Halasana hasta que toque los pies en Yoga para principiantes.

– En lugar de eso (o debajo), contactas el empeine derecho con el muslo izquierdo y haces lo mismo con la otra pierna.

No hace falta decir que para la gran mayoría de los yoguis, el Padma Halasana es demasiado difícil de hacer. En este caso, la ayuda de un compañero en Yoga sería muy útil.

Parsva Halasana

Parsva, como hemos visto al principio, significa estiramiento lateral. Consiste en hacer el Halasana pero sin tener el piernas en la misma dirección que la cabeza pero completamente estirado hacia un lado.

Con él estiramos los músculos de la pierna opuesta más hacia el lado en el que hacemos el Parsva Halasana, y notaremos lo mismo con los músculos de la espalda, especialmente en la espalda.

– Mantenga unos 30 segundos para comenzar (luego siga aumentando hasta 1 minuto), luego lleve los pies al centro, haga un ciclo de respiración 5-10-10 (inhale, sostenga y exhale) y – Lleve cada pie hacia un lado. Otros 30 segundos, pies al centro y salir de la posición de arado.

Prasarita Halasana

En el Prasarita Halasana Hacemos la inversión normal de esta postura, con una diferencia: estiramos nuestras piernas una a cada lado. El resultado es el Halasana con las piernas separadas y completamente estiradas, siempre tocando el Yoga para principiantes con los dedos.

Halasana: contraindicaciones y ayudas

Halasana no tiene contraindicaciones importantes, más allá de lo normal en inversiones, que deben hacerse con cuidado. A verlos:

  • No hagas la postura del arado si tienes dolor en los hombros o el cuello
  • Ni si tu duele la cabeza. En estas condiciones, hacer una inversión en yoga puede ser dañino.
  • No lo hagas si tienes el alta presión. En ese caso, colocar la cabeza sobre Yoga para principiantes y el resto del cuerpo hacia arriba solo aumenta la presión arterial en la cabeza.
  • Aunque la postura de arado es adecuada para principiantes, sería un error intenta forzarte tocar el Yoga para principiantes con los pies.
  • Si tu no puedes, no tienes flexibilidad en la espalda o el cuello, o tienes dificultades, mejor no bajes los pies en absoluto. Colgar un poco en el aire no es algo malo, y simplemente debes tratar de mejorar poco a poco, con paciencia.
  • No hagas Halasana si tú el embarazo Es algo avanzado, debido a su peso y porque siempre existe algún riesgo de caerse a un lado al hacer una inversión de yoga. Mejor, mira Yoga para mujeres embarazadas para encontrar los ejercicios que necesitas.

Sobre la ayuda para hacer el Halasana:

  • Cualquier yogui principiante o que no pueda bajar mucho los pies seguramente apreciará la ayuda de un compañero en yoga asociado o un instructor.
  • Con más razón puede tu pareja ayudarte si haces el Padma Halasana. Poner los pies en la posición Lotus es realmente difícil sin usar las manos.
  • Al hacer el Ardha Halasana Sí un Correa de yoga para aumentar la flexibilidad en las piernas, poder hacer bien la asana y luego realizar las repeticiones como hemos indicado anteriormente cuando hablamos de esta variante.
  • Si no tienes una colchoneta lo suficientemente gruesa como para permitirte practicar sin lastimarte, usa un amortiguar para ponerlo debajo del cuello. Si tiene una alfombrilla Yoga para principiantes o normal, pero igual de gruesa, no notará la dureza del piso.

Posturas relacionadas con halasana

Sarvangasana

Si, en lugar de empujar los pies hacia la cabeza, lo haces hacia arriba, estarás haciendo Sarvangasana o Postura de la vela.

Sarvangasana y Halasana o Pose de arado se complementan muy bien y se puede hacer uno tras otro.

Más información de la pose de Sarvangasana o vela, explicado en detalle para obtener todos sus beneficios y cuáles son estos específicamente.

Paschimottanasana

los Paschimottanasana Es la postura de la pinza, en la que se pliega en un flexionándose hacia adelante. El Halasana tiene cierta semejanza, solo tú te recuestas sobre tu espalda. Hay una variante, llamada Urdvha Mukha Paschimottanasana, que está boca arriba y se parece un poco más.

Más información sobre Paschimottanasana, sus beneficios, contraindicaciones, cómo hacerlo bien …

Espero que pienses que este artículo de Halasana es muy completo, con las dos formas de hacerlo y 4 variantes. No seas tímido y envíanos una foto a info@widemat.com oa través de las redes sociales.

¡Comenta lo que quieras de Halasana o Plough Pose y compártelo en Facebook, Twitter o Pinterest! ¡Gracias! Namaste

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *